top of page

¿Qué pasó con el Escogido? - Una radiografía más allá del standing



La temporada 2022-23 iniciaba con altas expectativas para el equipo de los Leones del Escogido, tras la salida de José Gómez como gerente general y la llegada de Luis Rojas, ex-manager campeón con el equipo y un simbolo del "Escogidismo" actual.

Sin embargo las expectativas se desplomaron bien temprano tras un inicio de 5-10 en sus primeros 15 juegos, lo que nos dió una idea clara de lo que sería la temporada para los 16 veces campeones nacionales.


Veamos los principales aspectos que fallaron en el los inquilinos del lado derecho del Quisqueya Juan Marichal.



  1. Carreras por juego

La incapacidad de fabricar carreras de los Leones fue el principal talón de aquiles en esta fatídica serie regular para los rojos.

Las 2.78 carreras por juego fueron el 2do peor registro en la historia de la franquicia roja, apenas superando los 2.7 que habian promediado en la temporada 1975-76.

Esta pobre producción ofensiva fue resultado de que el equipo ocupó los últimos lugares en la liga en OBP (.280) y SLG (.282), principales aspectos que intervienen en la fabricación de rayitas.


Aún peor, esos hombres que llegaban a base anotaban en el porcentaje más bajo de la liga, pasando por la registradora sólo el 27% de los que llegaron a base.

Las Aguilas Cibaeñas lideraron ese departamento con casi 40%.


En bases robadas (33) fueron los 2dos peores sólo detras de los Toros.


2. Bateo con corredores en base


Este bajo porcentaje de anotar se debió principalmente a su promedio colectivo con corredores en base y con posición anotadora, los cuales también fueron los peores de todos los equipos, unos terribles .210 y .185 respectivamente.



En situaciones de producción apremiante, los números hablan por sí solos:


* Con bases llenas: de 30-2 (.067 AVG)

* Con hombre en segunda y tercera : de 27-1 (.037 AVG)


Promedio con posición anotadora por jugador, con un mínimo de 50 apariciones al bate totales.


Alex De Goti .000

Joseph Rosa .077

Aderlin Rodríguez .154

Jimmy Paredes .161

Franmil Reyes .167

Starlin Castro .171

Peter O'Brien .200

Pedro Severino .227

Engel Beltré .231

Erik González .250

Otto López .263

Robert Neustrom .267

Elier Hernández .286

Jonathan Guzmán .313

Sandro Fabián .407



3. Chase rate


Según departamentos de analítica avanzada de los equipos de LIDOM, el "Chase rate" de los Leones fue el mas alto de la liga. Esto es el porcentaje de swings que hacen los bateadores a pitcheos fuera de la zona de strike.


4. Poca paciencia


El escogido fue el equipo que más veces hizo swing al primer pitcheo, terminando 23% de sus turnos en conteo de 0-0. También fue el que menos veces llegó a conteo de 3-2 con sólo 6% de sus turnos oficiales.


5. Poco Poder


En algunas ocasiones el poder al bate puede compensar estos malos números, pero no fue el caso de los Leones, quienes quedaron últimos en extrabases con 84 y en cuadrangulares con 15.


¿ Qué pasó con el pitcheo?


Cuando nos vamos al pitcheo, el power ranking de winterballdata nos dice que los Leones fueron los 3ros MEJORES EN LA LIGA, con grandes aciertos en la rotación abridora como Humberto Mejía y Brent HoneyWell Jr.




Su pitcheo abridor ocupó el 3er puesto solo detrás de Licey y Aguilas que estuvieron magistrales en este rubro.

Sin embargo el relevo no estuvo a la altura, fue el 2do más alto en efectividad con un 3.59.

El 37% de las carreras permitidas por los rojos ocurrieron a partir del 7mo episodio, siendo este el 2do total mas alto de la liga solo superado por las Aguilas (40%).



Si bien el equipo en cuanto a nombres lucía competitivo, la química para anotar carreras nunca se encontró. Salvo excepciones puntuales como Sandro Fabían y Jonathan Guzmán con pocos turnos, los jugadores fueron una decepcion a la ofensiva.


¿Cuál fué la razón de este desacierto?, las transacciones? malos drafts? importados de poca calidad?, sea usted mismo el jurado



Rubén Sánchez

Winterballdata

421 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo